Clinica Bellolio: Cuidamos tu salud   
Nuestro Compromiso
Ayudar a usted y su familia a disfrutar la vida

+56 2 2550 1400

Reserva de Hora Online
Resultado Exámenes
Sucursales

Cuidado con tus Riñones en Verano

No sólo la temperatura aumenta en el verano, sino que también la cantidad de consultas que reciben los especialistas por problemas renales. Esto no es una simple coincidencia y tiene una explicación clara: La deshidratación.

Menos Orina, menos Agua.

Cuando aumenta calor, nuestras necesidad de orinar disminuye y en muchos casos el líquido suele tener una coloración más oscura de lo normal. ¿Por qué ocurre esto? Porque hay menos agua en nuestro cuerpo y por lo tanto la orina está menos diluida. El motivo de esta disminución del agua tiene una simple explicación, sudamos más y el sudor es la forma natural con la que el cuerpo humano controla la temperatura de la piel. Es su forma de "refrescarnos". Pero este sistema de refrigeración natural tiene un costo evidente: Consume mucha agua.



A mayor deshidratación nuestra orina será más oscura... Esta es una alerta a la que todos deberíamos estar atentos: Si la orina se está volviendo oscura significa que debemos tomar más agua para evitar sufrir mareos, golpes de calor, debilidad o problemas renales. 

El Impacto en los Riñones

Los riñones funcionan como un filtro, un "colador" por el que se separan sustancias que el cuerpo debe eliminar. Pero si hay menos líquido pasando por ese colador es más probable que algunas de esas sustancias nocivas se queden adheridas al filtro y no se expulsen con la orina. Eso hace que los pequeños fragmentos de sales minerales y residuos sólidos que pasan por nuestros riñones, se empiecen a acumular, y esto puede producir cálculos renales.

Por eso no es sorprendente que  en el verano los urólogos y nefrólogos tengan que atender más casos de cálculos que en ningún otro momento del año. No sólo eso, los riñones de las personas que ya tienen algún problema clínico (como insuficiencia) deben cuidarse aun mucho más en verano precisamente porque sus riñones tienen más dificultades de hacer su trabajo por la falta de agua.